Ayer tuvo lugar la inauguración de las LVII Jornadas Aequitas, organizadas en colaboración con el Centro de Estudios Jurídicos (CEJ) del Ministerio de Justicia. En ellas se debate sobre la protección personal y patrimonial de las personas con discapacidad, en el marco de las Convención de Naciones Unidas sobre los derechos de este colectivo. Gonzalo López Ebri, teniente fiscal de la Comunidad Valenciana y co-director de la jornadas, Antonio Zárate, director del CEJ, José Manuel García Collantes, presidente del Consejo General del Notariado (CGN) y de la Fundación Aequitas, y Federico Cabello, notario y co-director de las jornadas, participaron el acto de apertura de este foro.

Pie de foto: Gonzalo López Ebri, teniente fiscal de la Comunidad Valenciana y co-director de las jornadas; Antonio Zárate, director del Centro de Estudios Jurídicos; José Manuel García Collantes, presidente del Consejo General del Notariado y de la Fundación Aequitas; y Federico Cabello, notario y co-director de las jornadas.

  • Aequitas sirve de acicate para que profesiones como la de fiscal reciban una adecuada formación en discapacidad

El director del CEJ, Antonio Zárate, destacó la colaboración de su institución con Aequitas “que este año celebra su décimo aniversario, ya que se remonta a 2004”. El anfitrión de las jornadas resaltó que los objetivos de esta iniciativa son “proporcionar formación de calidad a cuerpos jurídicos como el de fiscales o secretarios judiciales y dar la máxima difusión a la protección de la discapacidad”.

Por su parte Gonzalo López Ebri hizo hincapié en el cambio de paradigma del ministerio fiscal en la protección de las personas con discapacidad. “En este ámbito, el fiscal pasa de tener un papel punitivo a un rol más preventivo. Aequitas sirve de acicate para que profesiones como la de fiscal reciban una adecuada formación en discapacidad desde la eficacia, más que desde la retórica”. El co-director de la jornada destacó el carácter pluridisciplinar del panel de expertos de las jornadas de este año, donde “por primera vez intervienen penalistas, lo que permitirá conocer la responsabilidad penal de las instituciones y familiares que ejercen la protección de los más vulnerables con el fin de evitar posibles situaciones de maltrato o expolio del patrimonio”.

El notario Federico Cabello de Alba –co-director, junto a López Ebri- coincidió en apuntar la renovación del programa de ponentes de este año. “Además del ámbito civil y penal, se abordará el tratamiento penitenciario de la discapacidad, algo que no se ha desarrollado aun suficientemente; para ello, contaremos con miembros de los cuerpos y fuerzas de la Seguridad del Estado” (es el caso de Astrid Díez, inspectora del Cuerpo Nacional de Policía y miembro de la Comisaría General de Policía Judicial; y Eva Silva, cabo primero de la escuela de especialización de la Guardia Civil).

Cerró el acto de inauguración José Manuel García Collantes, presidente del Consejo General del Notariado, quien abundó en la fructífera colaboración “de constancia y éxito” entre el CEJ y Aequitas y señaló que con jornadas como ésta “estamos creando una mentalidad de acercamiento a la discapacidad y contribuyendo a cambios legislativos que cada vez ayudan un poco más a que las personas vulnerables tengan las mismas oportunidades que las otras”.

140 asistentes –en su mayoría, fiscales, secretarios judiciales, trabajadores sociales, abogados y representantes del movimiento asociativo- se han inscrito a este encuentro que durante dos días abordará en mesas redondas y ponencias aspectos relacionados con la Convención de la ONU sobre discapacidad  como la jurisprudencia del Tribunal Supremo; aspectos civiles y penales de la tutela, curatela y guarda de hecho; realidad penitenciaria y discapacidad intelectual; poderes preventivos; el acceso de la persona a la Administración de Justicia; instituciones de protección, o la seguridad pública de la discapacidad. VER PROGRAMA